FUNDACIÓN PROCULTURA Y RECREACIÓN DE EL QUEREMAL.

"FUNCULTURA"

 

Sobre nosotros

Fundación ProCultura y Recreación de El Queremal    

Funcultura es una organización sin ánimo de lucro ubicada en el corregimiento El Queremal, Dagua-Valle del Cauca, reconocida por la gestión y realización del Encuentro de Música Colombiana y Andina del Queremal, evento quue reúne a destacados intérpretes de la música andina colombiana y la música de los países andinos, con un público local y visitante bastante exigente de todo el territorio nacional, especialmente de la ciudad de Cali y el extranjero, lo que significa: Desarrollo Turístico Generador de Progreso Socio-Económico-Cultural.

Este evento líder de Funcultura es a su vez, el evento más destacado del municipio de Dagua, ya que le dio identidad y se convirtió en ícono nacional e internacional, siendo generadora de noticias positivas para Colombia y el mundo.

 Su resultado cultural tangible más importante es la Escuela de Música Tradicional del municipio de Dagua, con sedes en la Cabecera y corregimientos de Borrero Ayerbe y El Queremal, donde asisten masivamente niños y jóvenes para aprender a tocar guitarra, tiple, bandola, flauta, quena, zampoña y a cantar bambucos, pasillos y los ritmos andinos, lo que les ocupa su tiempo libre en cantarle a Colombia, a la Paz y llenarse de bellos sentimientos de amor y sana convivencia.

Sobre nosotros

Funcultura es una organización sin ánimo de lucro ubicada en el corregimiento El Queremal, Dagua,Valle del Cauca, reconocida por la gestión y realización del Encuentro de Música Colombiana y Andina del Queremal, evento que reúne a destacados intérpretes de la música andina colombiana y  música de los países andinos, con un público local y visitante que es bastante exigente, los cuales provienen del territorio nacional, especialmente de la ciudad de Cali y el extranjero, lo que significa: Desarrollo Turístico Generador de Progreso Socio-Económico-Cultural.

 

Este evento líder de Funcultura es a su vez, el evento más destacado del municipio de Dagua, ya que le dio identidad y se convirtió en ícono nacional e internacional, siendo generadora de noticias positivas para Colombia y el mundo.

 

Su resultado cultural tangible más importante es la Escuela de Música Tradicional del municipio de Dagua, con sedes en la Cabecera y corregimientos de Borrero Ayerbe y El Queremal, donde asisten masivamente niños y jóvenes para aprender a tocar guitarra, tiple, bandola, flauta, quena, zampoña y a cantar bambucos, pasillos y los ritmos andinos, lo que les ocupa su tiempo libre en cantarle a Colombia, a la Paz y llenarse de bellos sentimientos de amor y sana convivencia.

 

SOBRE EL ENCUENTRO FESTIVALERO

ANTECEDENTES

En 1983 Amparo Muñoz, promovió una campaña de amor por El Queremal, tendiente a recuperar los valores culturales, rescatar la ornamentación del parque que estaba descuidado. Con los estudiantes del Colegio y al Ejército acantonado en ese entonces en el pueblo se sembraron los árboles, también se le colocó el prado. El Padre Hernán Afanador, quien se integró, al igual que otras personas a esta campaña, promoviendo y organizaron actos culturales de música, danzas y teatro. En la fiesta de la Virgen de los Remedios realizaron un concurso de Regional de Música Colombiana, en el que tuvieron como invitado especial al Grupo Bandola. Para ambientar esta campaña los domingos el Padre Afanador colocaba música andina colombiana, alegrando así el mercado del domingo y comenzó también el rescate la planta de Quereme, como símbolo de la población. Como resultado esa campaña de AMOR POR EL QUEREMAL nació el FESTIVAL DE MÚSICA ANDINA.

En El Queremal, igual que en casi todos los pueblos de Colombia, se presentaba la pérdida de identidad y de valores culturales, por los años de 1970 María Amparo Muñoz, con gran espíritu cívico y amante de la naturaleza y la música colombiana, comenzó a organizar con el apoyo de su hermano Jesús Muñoz y Hernán Giraldo las “Fiestas de San Pedro” con cabalgatas, corralejas, carreras de caballos, luego el Reinado del Bambuco y Concursos de Música Colombiana, pero pudo darse cuenta de que desafortunadamente, faltaba calidad y repertorio, la música colombiana era casi desconocida, Las fiestas se volvieron famosas y cada vez acudía más gente; su gestora se retiró y otras personas entraron a la organización y no tuvieron en cuenta el componente cultural y estas perdieron su esencia y mística con que fueron creadas.

En 1987, inspirada por el amor a su pueblo, el cual había sido despertado por la MUSICA COLOMBIANA deseando multiplicar este sentimiento y que también El Queremal, fuera reconocido por su identidad cultural y sabiendo que el turismo cultural, podía beneficiar a sus habitantes tal como Ginebra el FESTIVAL MONO NUÑEZ, invita a Dora Inés Marín, Directora en esa época de la Biblioteca del Instituto Departamental de Bellas Artes, vinculada a El Queremal por una finquita de veraneo y el 30 de agosto de 1987 lanzan el Primer ENCUENTRO DE CONJUNTOS DE MUSICA ANDINA COLOMBIANA, al que asistieron solo dos grupos Minga y Mestizaje, de Música Andina, que causaron gran impacto y agrado en los habitantes de la población y sus visitantes, lo que las animo a organizar la Junta Procultura, a la que se vincularon: María Manzano, María Luisa Hincapié, Elcy Dalia Regjfo, Francylene Ordoñes, Rudivia Gonzales y Ramiro Hoyos, crearon la Biblioteca Parroquial así mismo talleres de Danzas folclóricas.

En octubre de 1990 realizaron el segundo ENCUENTRO DE CONJUNTOS DE MUSICA ANDINA COLOMBIANA, este evento se caracterizó por la calidad de los grupos participantes, como por la cantidad de público asistente, niños, jóvenes y adultos de la comunidad, como amantes de la música Colombiana, visitantes del Municipio de Dagua, Cali, Buenaventura y el Eje Cafetero, lo que ha conducido al desarrollo sociocultural y económico de la región, porque la gente aprendió a conocer y a valorar nuestra música, adquiriendo identidad y aprecio por los valores culturales, además se beneficia del intercambio social, que se produce con los turistas, que son de elevado nivel cultural, quienes además ocupan sus servicios de hospedajes y restaurantes, lo que hizo que se construyeran 7 hoteles, que no son suficientes para albergar los visitantes.

​Desde la cuarta edición, se le llamo ENCUENTRO DE MUSICA ANDINA COLOMBIANA Y SURAMERICANA, aunque la mayoría de la gente le llama: FESTIVAL DE MÚSICA ANDINA, dado que desde el primero participaron grupos de Música Andina, los que además de interpretar la música colombina, interpretan música de los países Andinos. También participan los intérpretes de la música de la región andina de Colombia O sea que después de escuchar y cantar nuestros aires más tradicionales como: Bambuco, Pasillo, Guabina, Torbellino, los grupos andinos prenden la fiesta con la Guaneña, el Son Sureño, El Cóndor y demás ritmos de los países andinos que tienen tanta acogida, tornando el evento en una verdadera fiesta.

En 1995 esta organización se constituyó en la Fundación Procultura y Recreación de El Queremal, y la junta Directiva quedo integrada por María Amparo Muñoz, Dora Inés Marín, María Manzano, Nelson Chala, Ramiro Hoyos, en 1997 entran otras personas y la Junta Directiva mantuvo integrada casi por las mismas personas: María Amparo Muñoz, Dora Inés Marín, María Manzano, Floralba Peña, en el año 2.000 entra como Tesorero el Señor Hugo Padridín, también se vinculan Sobeida de Lasso y Giovanni Lasso.

Desde este año se empezó a rendir homenaje a un compositor o interprete destacado. El maestro Álvaro Romero, uno de los más destacados compositores, integrante con la guitarra del Trío MORALES PINO. En 1996, el homenaje fue para el gran compositor y José Masías, en 1997 Diego Estrada Montoya, Integrante con la Bandola, también del Trío Morales Pino. El haber logrado tener a estos grandes Maestros, hizo que el Festival, lograra gran prestigio en pocos años, igual que contar con artistas como los Hermanos Calero, Lina Y Julian, El Grupo Bandola y los Maestros Tiplistas y compositores Gustavo Sierra y Gustavo Adolfo Rengifo.

Desde su inicio María Amparo Muñoz, su gestora, ha sido también su Directora y Presidenta de la Fundación, desde que fue creada, en el año 2008 cuando fue nombrada como Directora de Cultura del Municipio de Dagua, debió presentar su renuncia, por lo que fue reemplazada en la Presidencia por Flor Alba Peña.

fundacionfuncultura.com